Tortura del potro escalera

Se ataba a la victima estirándolo, lo más posible sobre una escalera, a continuación se le quemaba con una antorcha el costado y las axilas, el inquisidor como siempre hacia las preguntas, el suplicio de el preso podía durar días  dependiendo  de la duración del interrogatorio. 

Generalmente se morían a causa de la infección de las quemaduras o bien del dolor en los hombros o rodillas que al cabo de las horas se desmenuzaban.

Fuente

0 Respuestas a "Tortura del potro escalera"

Publicar un comentario

No te olvides de visitar nuestros otros blogs :

Formulario de contacto

Directorio de Blogs